escudo
Banner

Usted está en: Asociación de la Prensa de Málaga | Inicio Cartel III Carrera

Más información en:

Siguenos en FACEBOOKlogo twitter         LinkedIn logo initials 

INSTAGRAM       YOUTUBE

 

Por un lenguaje más justo e inclusivo
#MujeresAPM 

Mujeres APM play 2

 

banner por que no te asocias

       

          ASÓCIATE  |  COLÉGIATE

BANNER IX Premios Periodismo vocero web

Lotería 2018

banner sala prensa

 banner bolsa empleo
             

banner cuadro jurídico nuevo

banner cuadro médico 1

BANNER  III CARRERA DE LA PRENSA

 

 

boton clasificación

boton imágenes copia

boton vídeo

 

banner carnet prensa

Banner
Banner

banner manuel alcántara

Editorial
A propósito de Marbella

A propósito de Marbella, el caso de Luís Santiago.

 

Desde estas páginas venimos reiteradamente apoyando a nuestro compañero Luís Santiago al que cada mes se le descuenta de su nómina una cantidad importante por una sentencia del Tribunal Supremo acusado de  difamación y calumnias por publicar en el desaparecido “Diario16”  los tejemanejes de Marbella en aquella primera etapa del Gil, cuando todavía nadie se había atrevido a abrir la boca. Ahora, paradojas de la vida, el sistema judicial, que  está reconociendo por la vía de los hechos que las informaciones de Luís no iban muy descaminadas, no tiene un mecanismo para  rectificar y  de paso restituirle  el dinero que mensualmente tiene que pagar como indemnización por aquellas informaciones.

 

La Justicia no parece que esté ciega, sino que está tuerta y  mira en muchas ocasiones solo para un lado provocando así situaciones como la de este buen periodista malagueño que un día practicó algo en desuso: el periodismo de investigación.  A Luís había que haberle dado un premio por haber sido el primer periodista que denunció lo que podría pasar en Marbella.

 

Y aprovechamos para recordar que en esta misma web hay un Fondo de Solidaridad abierto para apoyar económicamente a Luís Santiago.

 

Fondo Solidaridad (Pinchar)

 
Concentraciones contra despidos en RTVE

¿Quiere acabar el Gobierno con RTVE?

 La práctica totalidad de la plantilla de RTVE en Málaga ha iniciado concentraciones y movilizaciones ante la iniciativa del Gobierno de reducir a prácticamente la mitad el número de trabajadores que prestan sus servicios en la radio y televisión pública. Todo parece indicar que se quiere que los trabajadores de RTVE paguen la deuda histórica del Ente que se ha ido generando a lo largo de muchos años de mala gestión financiera de este servicio público imprescindible en una  sociedad democrática.

Como bien dicen los trabadores en una nota hecha pública, “De llevarse a cabo este disparate, la culpa de la mala gestión de RTVE la pagaríamos los trabajadores y el público, al que se pretende privar de una parte de sus derechos de información y expresión”.  Este  proceso  que  acaba de iniciar la SEPI, un organismo del Estado, se justifica en “pérdidas”, cuando el déficit de RTVE, según las leyes y como ocurre en todos los estados miembros de la Unión Europea, debe ser cubierto por los impuestos. Sin embargo esta obligación legal ha sido incumplida sistemáticamente por todos los Gobiernos, tanto del PP como del PSOE, obligando a los responsables de la empresa a conseguir publicidad a toda costa y como fuera, equiparando así un servicio esencialmente público a las televisiones y radio privadas, cuyas claves comerciales y sus dependencias son y deben ser completamente distintas.

Como siempre ocurre en estos casos interviene la perversión del lenguaje. La SEPI habla de que así se conseguirá una programación de calidad. Esto resulta insultante para los excelentes profesionales  de una radio y televisión sólidamente acrisoladas por el tiempo y  esconde una contradicción en sí mismo: ¿cómo es posible hacer una televisión o una radio pública de calidad sin la mitad de sus profesionales y en la mayoría de las provincias, como en Málaga, sin el 80 por ciento de sus personal?.  Si el Gobierno se sale con la suya, habrá debilitado tanto a RTVE que  su caida y posterior engullición  por parte de quien todos sabemos será cuestión de tiempo. Y habría dejado el camino expedito para que la radiotelevisión privada se reparta el enorme pastel publicitario que heredarían de la extinta RTVE. Así que cuando la SEPI habla de calidad no se entiende muy bien de qué está hablando o si nos está tomando el pelo. De llevarse a cabo este plan, la treintena de trabajadores de RTVE en Málaga quedaría reducida a cinco o seis personas, menos plantilla de la que puede tener cualquier televisión local.

Y un último dato para la reflexión: conservar la RTVE nos cuesta a cada ciudadano sólo 15 euros al año.

 
Personajes ilustres: Lorenza Correa

 

Núñez Correa           (1775 –1832?)

 

La lírica malagueña nació en el seno de una familia de actores y fue bautizada en San Juan

 

                                        

                                                                   

En el año 1775 nace en Málaga Lorenza Núñez Correa, más tarde conocida como Lorenza Correa. Según supone el Diccionario Biográfico de Saldoni, la posteriormente famosa cantante lírica fue bautizada en la parroquia de San Juan. Hija de actores, contaba también con tres hermanas dedicadas al teatro. Los primeros años de su vida los pasó en su Málaga natal, aunque luego marchó a Madrid, donde residió regularmente. Su primera salida la hizo en Barcelona en 1788, según los diarios de la época, ya sobresalió como cantante, aunque su debut fue en Madrid un año antes.

 

El Correo, periódico cortesano del siglo XVIII, confirma el hecho en su número del sábado 16 de junio de 1787, en un artículo firmado con las iniciales C.M.R. Dicho año de 1787, el teatro donde cantaba era el de Los Caños del Peral, cercano a la Plaza de Oriente, y convertido más tarde en el Teatro Real. Por aquel entonces dicho teatro tenía fama por actuar en él los artistas más reputados, fue entonces cuando prefirió suprimir su primer apellido y ser conocida tan sólo por el materno.

Al debutar como triple de ópera en Los Caños del Peral era director de compañía el famoso maestro Ronzi. Con él perfeccionó su dicción italiana, lo que luego le serviría, especialmente, para conseguir que el inmortal Rossini escribiera para ella la ópera ‘Aureliano in Palmira’ que fue estrenada el 26 de diciembre de 1813 en Milán.

 

En los conciertos que dieron en el mismo coliseo en febrero y marzo de 1792 tomó parte Lorenza Correa y su hermana Petronila. En ellos sólo cantaban los artistas extranjeros de más fama, por lo cual es de notar la excepción que se hizo a favor de las hermanas Correa. La orquesta se componía de 50 profesores, número muy importante en esa época. En 1792 celebró esponsales, verificándose la boda en 1794 cuando contaba 17 años de edad, con el tenor malagueño Manuel García parra, primer galán de la compañía de Eusebio Ribera, bien mirado del público pero de mediana calidad artística. Lorenza Correa trabajó algunos años en Madrid, hasta que por disgustos que tuvo con el gobernador del Consejo, don Eustaquio Moreno. Salió de España, trasladándose a París...  Allí, en París, adquirió gran fama y prestigio, lo que le valió para ser contratada para cantar ante Napoleón, y fue tal su éxito que tuvo que repetir durante 17 noches seguidas su actuación. Posteriormente se trasladó Lorenza a Italia, donde actuó en varias localidades.

 

En el año 1821 cantó en el Teatro del Príncipe de Madrid con el partido de 60 reales; el mayor que hasta entonces se había dado. El ser baja de estatura y la obesidad, que con los años iba en aumento, le restaron condiciones físicas para seguir dedicándose al teatro. Este mismo año volvió a Italia, por convenir aquel clima a su salud. De vuelta a Madrid en 1831, quizás sintiendose cansada, eleó un memorial pidiendo que se conservase su jubilación, petición que fue aceptada. Se ignora la fecha de su fallecimiento, posiblemente después del años 1831 en tierras italianas.

Era baja de estatura y muy gruesa, pero su voz, dulce y angelica unida a una ejecución especialísima, la colocó entre las primeras, si no la primera cantante europea. Mucho años antes la genial Lorenza Correa había dado un concierto en el salón de la fonda de la Alameda de Málaga. También durante toda su vida, su amistad con Rita Luna había sido fraternal. Eran indicios de que nunca olvidó su niñez malagueña. MANUEL OCÓN/ RSP.

 
Editorial: Cesado el Jefe Provincial de Trafico

El peligro de discrepar


Luis Lorenzo, el hasta ahora Jefe Provincial de Tráfico, ha cometido uno de los peores errores que se pueden cometer en política: saber mas que el Jefe. Decía Maquiavelo que todas las victorias son odiosas pero si son sobre el Jefe son fatales. Lorenzo que tiene una trayectoria intachable de mas de treinta años en el mundo de la seguridad vial  y reconocido como un gran experto y profesional, se ha atrevido a opinar discrepando de los que mandan. Ya lo ha hecho en otras ocasiones sin consecuencias directas sobre su persona, sino sobre lo que opinaba. Ahora, ha sido al revés. Cuando un técnico como Lorenzo manifiesta su criterio cabe hacer dos cosas: o aplicar ese criterio o no aplicarlo. Sin embargo, aquí se ha optado por  matar al mensajero.

Luis Lorenzo tiene en su historial, entre otras cosas, haber conseguido la práctica unanimidad de todos los periodistas de Málaga cuando hace media docena de años le dimos el I Premio de la Comunicación de la Asociación de la Prensa. Un premio votado entonces por todos los profesionales de la información de Málaga y que distinguía la buena disposición a informar y a colaborar con los periodistas en su tarea de informar a los ciudadanos, actitud que ha venido manteniendo hasta el último momento. Por eso hoy creemos que es un mal día para la profesión en Málaga, sin entrar en si lo es para la Jefatura Provincial de Tráfico, que posiblemente también lo sea. Lorenzo ha sido cesado por decir que el tercer carril de la Ronda Este es un alivio pero no una solución para el tráfico en esa zona y por criticar que aún no esté hecha la hiperronda. O sea lo que todos pensamos, e incluso hemos dicho en estas páginas (véase el editorial "Málaga atascada").

Nuestra democracia aún sigue estando muy verde cuando se cesa a un técnico por dar su opinión técnica, aunque ella sea distinta a la que mantiene el ministro del ramo. En países como Francia, Inglaterra o Alemania, tenemos sobrados ejemplos de lo contrario y de incluso debates públicos entre políticos y técnicos del mismo departamento.

Lamentamos mucho el cese de Luis Lorenzo y esperamos de su sustituto mantenga esa línea de buena comunicación con los medios que ha demostrado hasta ahora su antecesor.



 
<< Inicio < Prev 1 2 3 Próximo > Fin >>

Página 1 de 3